NOTICIAS

>

NOTICIAS

Incrementan pacientes con enfermedades intestinales


Sábado 13 de agosto de 2016

Seamos sinceros, es temporada de calor, vas por la calle, miras una carreta de tostadas de ceviche y dices: “¿por qué no?”. Muy gustoso te comes tu tostada pero a las horas sientes un retortijón en el estómago, una extrema urgencia por llegar al baño más cercano y te preguntas: “¿habrá sido la tostada de hace rato, o los tacos de la mañana, la cena de mi suegra?”. No te asustes, no eres el único en esta situación, en temporada de verano los problemas gastrointestinales se vuelven más comunes de lo que te imaginas.

Sin embargo, este tipo de padecimientos pueden prevenirse, el Dr. Luis Fco. Wong, Coordinador de Servicios Médicos de Cruz Roja Mexicana, Delegación Ensenada nos comparte algunas medidas que podemos implementar para cuidarnos del dolor estomacal, diarrea o vómito.

Para darnos una idea, el Dr. Wong nos comparte cifras de cuántas personas han acudido a Cruz Roja con problemas gastrointestinales. En los meses de enero, febrero y marzo –temporada fría- se contabilizaron 140 pacientes y tan sólo en lo que va de verano se ha atendido a 274 personas, casi el doble que en temporada invernal.

Los agentes infecciosos causantes de la diarrea son múltiples, lo más común es por falta de higiene, por la ingesta de agua o alimentos contaminados con materia fecal o mediante la contaminación directa de las manos u objetos utilizados diariamente.

Hay que tener presente que las altas temperaturas aumentan la carga viral y bacteriana de los alimentos cuando no están bien refrigerados. Algunos de los alimentos que debemos tener precaución son las ensaladas con hortalizas que no hayan sido bien lavadas, dulces de crema, mayonesa, helados, mariscos, lácteos y hielo.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIR LAS DIARREAS?

1. Consume sólo agua segura.- Se puede colocar dos gotas de cloro por cada litro de agua o hervirla durante tres minutos.

2. Lávate bien las manos.- Usa agua y jabón para lavar tus manos después de ir al baño, cambiar pañales al bebé, antes de comer o cocinar.

3. Lava frutas y verduras con agua segura.- Si se consumirán crudas, déjalas durante 10 minutos en un recipiente con agua y unas gotas de cloro, luego volver a enjuagar sólo con agua.

4. Consume alimentos bien cocidos/fritos y preparados higiénicamente.- Se recomienda no consumir pescados o mariscos crudos, ni alimentos elaborados en la vía pública.

5. Manten los alimentos refrigerados.- Ya que los microorganismos pueden transportados por insectos o por el polvo.

6. Promueve la lactancia materna.- Mínimo los primeros seis meses del bebé, la leche materna proporciona defensas contra las infecciones gastrointestinales.

7. Esteriliza diariamente los biberones.- Ya que éstos son un excelente medios de cultivo para las bacterias causantes de la diarrea. Basta con lavarlas bien con agua y jabón, hervirlas durante 10 minutos en un recipiente con agua limpia.

8. Manten los baños limpios. – Procura limpiar bien los baños o usar baños que garanticen el aislamiento de las excretas.

Por otro lado, ¿qué debemos hacer si ya estamos padeciendo de problemas gastrointestinales?

1. Consultar al médico o acudir a un centro de salud lo antes posible.

2. Beber abundantes líquidos para prevenir la deshidratación.

3. En caso de bebés, no interrumpir la lactancia.

Cruz Roja invita a los ciudadanos a tomar en cuenta las sencillas medidas de prevención antes mencionadas y así evitar este tipo de enfermedades.